Archivo de la categoría: Camino del Destierro

El Camino del Cid

En 2008, durante mi ruta motero-estival hacia Italia, tuve ocasión de ver en algunos tramos del camino unos carteles indicadores que anunciaban el “Camino del Cid“. No tenía ni idea de qué iba la cosa, así que a la vuelta me informe por internete y vi que la ruta me venía de perlas por varios motivos… me encanta la época medieval, tengo gran parte del camino como quien dice aquí al lado de Valencia, y otro tramo importante quedaba muy cercano a la ruta en proyecto para ese verano, que era ir al Pirineo en busca del Santo Grial.

En principio no me lo planteé como una ruta al uso: la idea era ir aprovechando las oportunidades que se fuesen presentando para ir recorriendo las distintas etapas. Cada etapa o capítulo no se corresponde necesariamente con uno de los tramos “formales” del camino, lo normal es que englobe dos o tres de ellos, pero las entradas del blog sí que van a estar agrupadas en el tramo correspondiente, aunque pertenezcan a distintas fechas.

Capítulo I:

Capitulo II:

  • Realizado en agosto de 2009, aprovechando el camino de vuelta de la búsqueda del Santo Grial. En esta ocasión, a lo largo de tres días, que incluyeron tramos de El Destierro (completo), Tierras de Frontera y Las Tres Taifas.
  • Ruta del Día 1
    Ruta del Día 2
    Ruta del Día 3

IMG_3481


Rello

IMAG0075

Toda la superficie donde se asienta esta villa está completamente amurallada. De este tipo de pueblos fortificados sobre peñas en la provincia de Soria (Calatañazor, Medinaceli y Peñalcázar), Rello es el mejor conservado. IMAG0081Es muy escasa la documentación sobre el origen, la historia y la importancia que pudo tener durante la reconquista.

Las crónicas árabes no hacen mención a esta villa, por lo que no está clara su función como plaza fuerte en las rutas árabes entre Gormaz y Medinaceli. Por eso no es fácil fechar el origen de la muralla y de la torre originaria del castillo, en uno de los extremos de la población. En algunos casos se piensa en el S.XV e inicios del S.XVI.

Posteriormente tuvo lugar la adición de un recinto con torreones de varios pisos en sus ángulos (alguno derrumbado) alrededor de la torre, formando el castillo. Se conserva en este castillo el aljibe, de 16 varas de profundidad, semicubierto hoy por una losa.

IMAG0076Existe una muralla casi arruinada en el lado Sur de la población que baja hasta el río, terminado en una torre albarrana, que se usaba para poder coger agua del río de forma segura en caso de sitio. Posteriores añadidos a la muralla muestran garitas decorativas, puertas acodadas, torres y cañoneras rectangulares.

Hay dos puertas, una aún sin restaurar, en las que se aprecian restos de matacanes,IMAG0083 y escudos de armas, con un águila y las divisas de la casa de Borbón y la de Lorenzo Suárez de Mendoza, conde de la Coruña (Coruña del Conde, Burgos) y vizconde de Torija (Guadalajara). La torre del homenaje del castillo, la torre original, se encuentra en mal estado, semidestruida por un rayo.

La población cuenta con uno de los escasos ejemplos de rollo de jurisdicción señorial, que es al tiempo picota, en hierro. Se trata de una bombarda del S. XVI con cinco duelas y de la que procede el trabalenguas “El rollo de Rello es de hierro”. Su paisaje calcáreo de rala vegatación, proporciona unas buenas tierras para el ganado lanar. Las tainas donde encierran a los ganados son apriscos muy antiguos de arquitectura de origen celta con cobertura vegetal.

IMAG0082


Fortaleza Califal de Gormaz

IMAG0052La fortaleza califal de Gormaz es uno de los hitos fundamentales de este viaje. El Cid fue alcaide de esta plaza, pero, además, Gormaz juega un papel esencial en nuestra historia: en el año 1081 la población que vivía a las faldas del castillo fue atacada por un contingente musulmán, IMAG0058lo que provocó una dura represalia del Cid en forma de algarada por los territorios musulmanes próximos pertenecientes a la taifa de Toledo, por entonces aliada estratégica del rey Alfonso VI. El Cid actuó por cuenta propia sin solicitar permiso a su rey, Alfonso. Este hecho y la dureza del ataque contribuyó a desencadenar el primer destierro del Cid, que tuvo lugar ese mismo año.

La fortaleza califal de Gormaz es posiblemente el mejor ejemplo de arquitectura militar realizado por el Califato de Córdoba. IMAG0054El magnífico paisaje que se vislumbra desde allí explica su importancia estratégica. Desde Gormaz se controlaba el paso del Duero y los cruces entre la calzada que unía Uxama (Osma) y Ocilis (Medinaceli) y Cesaraugusta (Zaragoza) y Astúrica Augusta (Astorga).

Fue mandada edificar por Al-Haquem II a finales del siglo X sobre restos anteriores, en un intento de reforzar la frontera al norte del Duero, debilitada por el empuje repoblador de los incipientes reinos cristianos. Fue centro militar de apoyo a Medinaceli, capital de la Frontera Media musulmana. Por sus excelentes condiciones de visibilidad y su situación estratégica, controlando una de las rutas de acceso hacia el norte, su posesión se hacía indispensable para mantener las importantes plazas de esta zona, siendo tomada por ambos bandos en multitud de ocasiones hasta su posesión definitiva por Fernando I en el año 1059. Con los Reyes Católicos (siglo XV), pierde su carácter militar y pasa a ser utilizada como cárcel.

El castillo se adapta a la forma de la meseta sobre la que se asienta. Tiene un perímetro de casi un kilómetro y forma alargada,IMAG0062 con una longitud cercana a los 370 m. Las murallas se refuerzan con 28 torres, la mayoría de las cuales sobresalen del lienzo, son macizas con terraza en su parte superior, almenadas y con saeteras para defender los paramentos.

Los muros son de sillería a soga y tizón, sobre todo en la parte inferior, siendo el resto de sillarejo. Originalmente se accedía al recinto por la puerta califal y por la desaparecida puerta en codo, ambas en el muro sur.

IMAG0056


Catedral del Burgo

IMAG0049

La Catedral románica que comenzó a construirse en tiempos de San Pedro de Osma se mantuvo poco tiempo en pie, pues fue demolida para construir la gótica actual. Las obras comenzaron en 1232.

IMAG0047De época renacentista cabe destacar la entrada de la capilla de San Pedro con monumental escalinata, la capilla de Santiago y alguna portada del claustro. Del barroco hay que destacar la monumental torre, obra de José de la Calle y remate de Juan de Sagarbinaga, que señorea el perfil urbano y es el símbolo más significativo de El Burgo de Osma. Barrocas son algunas capillas así como la mayor parte de los retablos. La más importante ampliación llevada a cabo en la Catedral se realizó en el siglo XVIII: sacristía mayor, capilla de Palafox, girola y otras dependencias construidas en época de Carlos III, con el objetivo principal de dotar al templo de unos espacios dignos con motivo de la prevista beatificación de Juan de Palafox. Las trazas fueron de Juan de Villanueva. Sabatini intervino en la conclusión de la capilla palafoxiana.


Burgo de Osma, muralla

IMAG0046

La muralla encierra el núcleo medieval burguense. Fue levantada por el obispo Pedro de Montoya en el siglo XV. Es de mampostería de cal y canto con sillares en los  ángulos que sirven de refuerzo y está coronada de almenas. De las varias puertas que en ella se abrieron, sólo se conserva la de San Miguel.

IMAG0045


Castillo de Osma

IMAG0042

El castillo de Osma está situado en un cerro situado en la margen izquierda del río Ucero. En sus muros se pueden contemplar piedras procedentes de Uxama, ciudad arévaca y luego romana, que fue la base para la fundación de Osma. El recinto exterior y la torre del agua, que avanza cerca del puente hasta el borde del camino, se construyeron en la segunda mitad del siglo XV.

Las vicisitudes militares que padeció la ciudad de Osma desde los siglos VIII al XI (sobre todo durante el X) hacen difícil asegurar el momento de construcción del castillo de Osma. Existía en el siglo VIII, pues la fortaleza de Osma figuraba en la relación de plazas fuertes situadas en territorio árabe y que pasaron a los dominios del rey asturiano Alfonso I (739-757). Tras los duros avatares de la Reconquista y la muerte de Almanzor en el año 1002, el castillo de Osma pasó a manos cristianas el 1011, por gestión del conde de Castilla Sancho García (995-1017). Desde entonces el castillo de Osma, enclave estratégico en la frontera media del Duero, conoció la paz, pero no la tranquilidad pues fue testigo de la reorganización del territorio tras alejarse el peligro musulmán, de rivalidades nobiliarias, de disputas señoriales, pleitos jurisdiccionales y presencias episcopales.


Castillo de San Esteban

IMAG0041

Lo primero que vemos al acercarnos a San Esteban de Gormaz es, sobre un alto cerro, la silueta de su antiguo castillo. Del castillo, de origen árabe, del siglo IX, apenas quedan en el cerro algunos lienzos así­ como los restos de los aljibes en los que se recogí­a el agua de lluvia. Algunos restos del antiguo amurallamiento pueden verse en la ciudad, como el Arco de la Villa, justo a los pies del Duero, antigua puerta de la muralla exterior que daba paso a la ciudad y hoy conduce a través de una pequeña calle soportalada al Ayuntamiento. El castillo de San Esteban de Gormaz es uno de los míticos castillos de la alta Edad Media que defendían el paso del río Duero, unas veces para los musulmanes y otras para los cristianos. Este castillo no fue tan importante ni reconocido como el de Gormaz (a 30 kilómetros de San Esteban), pero sí lo fueron sus gentes que defendían el puente que cruza el río Duero, una poderosa frontera natural entre tierras musulmanas y cristianas. Debido a la escasez de pasos de este tipo sobre el Duero, a la villa se la llegó a conocer como la “Puerta de Castilla”. El castillo está situado en lo alto de un cerro, a 920 metros de altitud, a cuyos pies se extiende la villa. Desde arriba se domina un extenso paisaje; el agua está cerca, hay tierras, pastos abundantes y facilidad de comunicaciones.


A %d blogueros les gusta esto: