Archivo de la etiqueta: Gormaz

Fortaleza Califal de Gormaz

IMAG0052La fortaleza califal de Gormaz es uno de los hitos fundamentales de este viaje. El Cid fue alcaide de esta plaza, pero, además, Gormaz juega un papel esencial en nuestra historia: en el año 1081 la población que vivía a las faldas del castillo fue atacada por un contingente musulmán, IMAG0058lo que provocó una dura represalia del Cid en forma de algarada por los territorios musulmanes próximos pertenecientes a la taifa de Toledo, por entonces aliada estratégica del rey Alfonso VI. El Cid actuó por cuenta propia sin solicitar permiso a su rey, Alfonso. Este hecho y la dureza del ataque contribuyó a desencadenar el primer destierro del Cid, que tuvo lugar ese mismo año.

La fortaleza califal de Gormaz es posiblemente el mejor ejemplo de arquitectura militar realizado por el Califato de Córdoba. IMAG0054El magnífico paisaje que se vislumbra desde allí explica su importancia estratégica. Desde Gormaz se controlaba el paso del Duero y los cruces entre la calzada que unía Uxama (Osma) y Ocilis (Medinaceli) y Cesaraugusta (Zaragoza) y Astúrica Augusta (Astorga).

Fue mandada edificar por Al-Haquem II a finales del siglo X sobre restos anteriores, en un intento de reforzar la frontera al norte del Duero, debilitada por el empuje repoblador de los incipientes reinos cristianos. Fue centro militar de apoyo a Medinaceli, capital de la Frontera Media musulmana. Por sus excelentes condiciones de visibilidad y su situación estratégica, controlando una de las rutas de acceso hacia el norte, su posesión se hacía indispensable para mantener las importantes plazas de esta zona, siendo tomada por ambos bandos en multitud de ocasiones hasta su posesión definitiva por Fernando I en el año 1059. Con los Reyes Católicos (siglo XV), pierde su carácter militar y pasa a ser utilizada como cárcel.

El castillo se adapta a la forma de la meseta sobre la que se asienta. Tiene un perímetro de casi un kilómetro y forma alargada,IMAG0062 con una longitud cercana a los 370 m. Las murallas se refuerzan con 28 torres, la mayoría de las cuales sobresalen del lienzo, son macizas con terraza en su parte superior, almenadas y con saeteras para defender los paramentos.

Los muros son de sillería a soga y tizón, sobre todo en la parte inferior, siendo el resto de sillarejo. Originalmente se accedía al recinto por la puerta califal y por la desaparecida puerta en codo, ambas en el muro sur.

IMAG0056

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: