Archivo de la etiqueta: Ravenna

Ravenna, San Francesco

Junto al Largo Firenze. Las ventanas de la torre, de abajo a arriba, primero son bíforas, luego tríforas y luego tetraforas. Esta estructura hace la torre más estable y ligera, impidiendo que se derrumbe.

Anuncios

Ravenna, la tercera tumba de Dante

…y en este montículo se escondieron los huesos de Dante Aligheri a finales de la Segunda Guerra Mundial, por miedo a que los alemanes hicieran un destrozo.


Ravenna, Tumba de Dante

La tumba de Dante en el Quadrarco di Braccioforte es un pequeño templo, construido en 1780 por el arquitecto Camillo Morigia, que alberga el sarcófago con los huesos de Dante. El exterior es neo-clásico en estilo y en el interior por encima del sarcófago se aprecia un grabado de 1483 de Pietro Lombardo, que representa a Dante en una mesa de lectura.

Dante fue exiliado de su Florencia natal a causa de sus creencias políticas (era un güelfo blanco en un mundo de güelfos negros), y nunca más regresó a su añorada Toscana. Con el correr de los años, cuando se hizo más famoso como poeta que como político, Florencia intentó reclamar sus restos y le construyó una capilla mucho más espectacular que ésta. Pero Ravenna, claro, no tiene intención de soltarlos, y aquella capilla sigue vacía a día de hoy.

El centro del templo es una lámpara del siglo XVIII que se manteniene siempre encendida con la quema de aceite de oliva procedente de la Toscana, que es donado anualmente por el municipio de Florencia.


Ravenna, Baptisterio Neoniano

El Baptisterio Neoniano (en italiano, Battistero Neoniano) es la más antigua de las ocho estructuras de Rávena inscritas en la lista del Patrimonio de la Humanidad en 1996. También se le llama Baptisterio ortodoxo para distinguirlo del Baptisterio arriano construido a instancias de Teodorico unos cincuenta años más tarde. Se le llamaba «ortodoxo» entendido en el sentido de la época, que se refería a los cristianos de la «recta» doctrina en contraposición a la «herejía» arriana.La estructura octogonal de ladrillo fue construida por el obispo Urso a finales del siglo IV y fue concluido por el obispo Neon a finales del siglo V. El suelo original queda ahora 3 metros bajo tierra, de manera que la estructura propiamente dicha y la extensión del edificio ya no pueden verse más. El baptisterio tenía una función de propaganda a fin de incitar a las gentes a hacerse bautizar.

El diseño octogonal del edificio simboliza los siete días de la semana más el Día de la Resurrección y la Vida Eterna. Esta forma octogonal se encuentra en los monumentos bizantinos o de inspiración bizantina (como el Domo de la Roca en Jerusalén).


Ravenna, San Apollinare Nuovo

Se levantó por voluntad de Teodorico en 505 para el culto arriano de su gente, aunque fue consagrada al culto católico en el siglo VI. Con la conquista de la ciudad por parte de los bizantinos (540) se inició una serie de restauraciones en la ortodoxia católica que implicó el cierre o la transformación de los antiguos edificios relacionados con los godos y el arrianismo, cambiando también la consagración a San Martín de Tours, santo famoso por su lucha contra la herejía. Sólo más adelante se asigno la denominación del primer obispo de Ravenna San Apolinar.


Ravenna, Mausoleo de Teodorico

Se alza, aislado, fuera de la ciudad, junto a la necrópolis reservada a los godos (y no se ve desde la calle, pasé como cuatro veces por delante antes de encontrarlo). Se distingue de todas las demás edificaciones de Rávena por el hecho de que no está construido en ladrillo, sino con bloques de piedra de Istria. Es de planta circular, retomando la tipología de otros mausoleos romanos. La cúpula es la característica más sorprendente del edificio. Está formada por un único monolito con forma de casco, en piedra de Aurisina de 300 toneladas y de 11 metros de diámetro, transportado por mar. Simboliza la fuerza y robustez militar típicas de las culturas germánicas. Se encontraba rematada por estatuas de los doce apóstoles en bronce.


Ravenna, Rocca Brancaleone

La Rocca Brancaleone, erigida por los ocupantes venecianos en 1457, fue parte de las murallas de la ciudad y fue construida en dos partes, la Rocca y la Ciudadela. La Rocca propiamente dicha es una gran cuadrilátero de 2180 metros cuadrados con impresionantes torres circulares en cada esquina. Rodeada de murallas con una puerta fortificada, la ciudadela tiene una superficie de 14000 metros cuadrados, con dos torres circulares en dos esquinas y dos semicirculares que a lo largo de las murallas.


A %d blogueros les gusta esto: